La máquina de coser

Esta semana nos hemos puesto a investigar sobre los orígenes de la máquina de coser.

Parece ser que la primera máquina de coser de la historia data de 1830, era de madera y era tan rudimentaria que a penas cosía algo mas rápido que a mano! El ingenioso inventor fue Bartolomé Thimonnier que recibió el encargo de 80 unidades por parte del ejército que necesitaba  un método mas rápido para coser uniformes durante la monarquía de Luis Felipe.

Esto solo le trajo problemas porque los sastres temían que esa máquina acabara con su profesión. El motín que organizaron los sastres asaltó  y Thimonnier tuvo que huir a Londres, ciudad donde pudo patentar su máquina en 1848, aunque no hizo suerte allí tampoco pues no consiguió vender ninguna de sus máquinas, regresando a Francia donde murió en 1857. Al otro lado del océano, Walter Hunt patentaba la primera máquina de pespunte en Nueva York. No pudo comercializarla por falta de financiación, decidió vender su patente a un fabricante llamado Gerorge Arrowsmith que tampoco tuvo mucha suerte con el invento.

Que inicios tan difíciles tuvo la pobre máquina de coser! En 1851 Singer que era un mecánico excelente, introdujo una serie de modificaciones en la máquina, como el pedal y el prénsatelas, fundó su propia empresa llamada Singer Manufacturing Company que fue un éxito y que transformó el mundo de la costura.

Escribir comentario

Comentarios: 0